10 razones para comer queso

En lo que respecta al queso, Francia ocupa indiscutiblemente el primer lugar en términos de consumo. Sin embargo, después de haber estado en la lista negra de los nutricionistas en el pasado, muchas personas todavía se muestran reacias a consumir este alimento. En este artículo se te presentarán diez razones para comerlo todos los días.

10 razones para comer queso
10 razones para comer queso

Una innegable riqueza en calcio

Dado que el queso es un producto lácteo, no es de extrañar que esté lleno de calcio. Este último es un nutriente particularmente bien asimilado por el organismo y contribuye en gran medida al desarrollo y la buena salud del cuerpo humano. De hecho, en los niños, por ejemplo, un suministro regular de calcio promueve el crecimiento de sus huesos. En los adultos, refuerza su fuerza e incluso es una solución preventiva contra la osteoporosis y las fracturas.

Excelente aporte proteico

Al igual que el calcio, las proteínas son excelentes para la salud. Un suministro frecuente y regular de proteínas en el cuerpo es esencial para una perfecta construcción muscular y ósea del cuerpo. El queso es una de las mejores fuentes de proteínas del mercado y, por tanto, puede ser un perfecto sustituto de las carnes. Si eres vegetariano, solo necesitarás un proveedor de queso en París para que no tenga que sufrir por falta de proteínas.

Buena fuente de fósforo.

Los quesos también contienen fósforo además de los dos elementos mencionados anteriormente. Estos tres elementos combinados son todo lo que el cuerpo necesita para desarrollar huesos y dientes fuertes. Juntos, también garantizan el correcto funcionamiento de determinadas funciones celulares como la regeneración de tejidos.

Lleno de vitaminas

El queso también es rico en vitaminas y minerales. Los beneficios de estos para la salud ya no son para recordar. Aparte del queso, la vitamina B12, esencial para el buen funcionamiento del cuerpo humano, se encuentra principalmente en la carne y el pescado. El queso sigue ahí, la solución al aporte vitamínico de los vegetarianos.

Fácilmente digerible

Contrariamente a la creencia popular, el queso contiene muy poca lactosa y gluten. Por tanto, su consumo no provoca ningún problema digestivo.

Un placer para el paladar

El sabor del queso es un verdadero placer para el paladar. Además, no es tan alto en calorías. A continuación, puede dejarse llevar por momentos y atiborrarse sin miedo a perder la figura. También puede optar por consumirlo diariamente en cantidades razonables.

Alimento 100% natural

El queso es un alimento 100% natural. Aunque el método de fabricación evoluciona constantemente con el tiempo, siempre se elabora a partir de leche, fermentos y sal. No hay adición de ningún químico.

Un producto de calidad

Al ser un producto de gran consumo en Francia, es sometido a un gran control de calidad antes de su comercialización. Tras estos controles, los quesos resultantes de una producción tradicional de calidad se benefician de una Denominación de Origen Protegida. Este nombre te garantiza un alimento de calidad y perfecta trazabilidad.

Un producto recomendado para todas las edades

Como ya habrás notado, el consumo de queso no tiene edad. Aunque los beneficios difieren de un grupo de edad a otro, consumir queso es beneficioso a cualquier edad.

Una comida placentera

Es difícil no encontrar el queso de tu agrado y hay muchas oportunidades para consumirlo. Ya sea para acompañarlo con un simple pan, una botella de vino tinto o espolvorearlo sobre pasta, el queso tiene todo lo necesario para hacerte pasar un buen rato.

En definitiva, el queso es un alimento para comer de forma habitual sin preocupaciones. Es bueno para la salud y tiene un sabor al que vale la pena apegarse. También se puede invitar a multitud de menús. Así que no dudes en consumirlo.