10 razones para practicar Yoga

El yoga tiene muchos beneficios para la salud reconocidos por la medicina que han ganado millones de seguidores en todo el mundo. Además, es una actividad física accesible a todos y que está destinada a estar desprovista de juicio. La práctica de esta disciplina tiene consecuencias positivas sorprendentes tanto en la moral como en el cuerpo, que es fundamental conocer al menos una vez en la vida antes de perderse esta maravillosa experiencia. Ahora veamos cuáles son las diez buenas razones para practicar yoga.

10 razones para practicar Yoga
10 razones para practicar Yoga

Para todas las edades

El yoga es una disciplina en la que cualquiera puede disfrutar fácilmente, sin importar la edad, el tamaño o incluso el peso. De hecho, consiste en una serie de movimientos que se adaptan al cuerpo y que están disponibles en varias posturas adaptadas a todos los niveles de flexibilidad. Así, los novicios pueden encontrarse en la misma habitación que otros practicantes más experimentados y eso, sin sentir un sentimiento de inferioridad respecto al resto del grupo.

Tonifica suavemente el cuerpo

La dinámica del yoga, sea cual sea su tipo, ofrece diferentes secuencias de posturas, lentas y repetitivas, que solicitan los músculos en profundidad, pero sin un esfuerzo brutal. Además, gracias a un trabajo de revestimiento sincronizado con largas exhalaciones e inspiraciones, la temperatura corporal aumenta y favorece la eliminación de toxinas a través de la transpiración. Luego, cada persona puede fortalecer sus músculos y tonificar su cuerpo gradualmente, evitando el riesgo de lesiones.

Alivie la tensión y el estrés

Entre los beneficios del yoga, la sensación de serenidad es una de las cualidades más apreciadas por los seguidores. En efecto, el silencio y el espacio sereno en el que se ejercen las sesiones, propician la descompresión y el apaciguamiento. La lentitud del movimiento también ayuda a que la mente se encuentre en perfecta armonía con el cuerpo, a diferencia del intenso ritmo de la vida cotidiana, especialmente en las zonas urbanas. Finalmente, la respiración larga y fuerte te permite acentuar los estiramientos y oxigenar el cerebro, al tiempo que alivia la tensión y el estrés.

Mejorar la concentración

La liberación de los nudos musculares y las emociones negativas, que se siente durante una sesión de yoga, libera la mente, que luego puede concentrarse en lo esencial. De hecho, la mayoría de los movimientos solo se pueden realizar manteniendo un equilibrio, lo que requiere concentración en sus sensaciones físicas y en su vida interior. Este anclaje en el momento presente es un excelente ejercicio para aprender a llegar a una meta y eso, sin dispersarse hacia pensamientos inútiles.

Autocentrante

Pocas actividades físicas permiten reenfocar, como la meditación, por ejemplo. Sin embargo, el principio del yoga se basa precisamente en la circulación del flujo respiratorio, lo que contribuye a la liberación de tensiones. Además, esto permite un mejor enfoque en el ir y venir de la respiración en el cuerpo, lo que también promueve la autoconciencia. Así, cada uno puede beneficiarse de un momento que le pertenece únicamente a él y que favorece la escucha de sus propias emociones.

Suaviza y protege las articulaciones

Gracias al yoga, incluso los practicantes que se sienten físicamente anudados y rígidos pueden relajar su cuerpo sin dificultad. Además, como las posturas no estresan las articulaciones, no provocan ningún trauma, a diferencia de correr o levantar pesas por ejemplo. El refuerzo de la musculatura es, por su parte, el resultado de un trabajo de revestimiento y no de hinchazón de la fibra, lo que evita cualquier riesgo de inflamación. Finalmente, los estiramientos se realizan de forma paulatina gracias a las inspiraciones y espiraciones, que permiten la oxigenación de las células y la circulación de la sangre. Por tanto, al final de cada sesión, el cuerpo se vuelve más flexible y más flexible.

Buen sueño y aumento de energía

La práctica del yoga tiene muchos beneficios para la salud en general, pues las secuencias de movimientos van acompañadas de una respiración intensa y profunda, que permitirá que el corazón descanse y así, que la tensión disminuya. Además, este proceso promueve la producción de melatonina, la hormona del sueño y disminuye la adrenalina, que estimula el nerviosismo. Así, las noches se vuelven más recuperadoras y al mismo tiempo permiten un auténtico impulso de energía para empezar el día.

Trata el dolor de espalda

El dolor de espalda crónico, debido a la adopción de malas posturas a diario, es una de las dolencias que padece una gran mayoría de la población. Sin embargo, ciertos tipos de yoga están específicamente dedicados a masajear el cuerpo y más particularmente la columna. De hecho, muchos movimientos estiran los músculos de la espalda e incluso provocan crujidos, porque enderezan las vértebras que se han colapsado. Este beneficio también se ve reforzado por el trabajo del cinturón abdominal, que endereza gradualmente la columna, lo que permite una buena alineación de la espalda y un mejor equilibrio.

Pierde peso suavemente

Muchas personas hacen ejercicio para adelgazar, pero la mayoría se desanima rápidamente porque el esfuerzo intenso que les ha requerido es demasiado difícil. Sin embargo, el yoga tiene la ventaja de promover la evacuación de toxinas mediante una serie de movimientos lentos que, al provocar una respiración profunda, relajan el cuerpo y la mente simultáneamente. Así, en lugar de sufrir la dureza de una actividad deportiva, la serie de posturas permiten eliminar el sobrepeso, de forma suave y sin sufrimiento.

Bienestar general

La disciplina del yoga no es solo esfuerzo físico, sino también trabajo mental. De hecho, más allá de sus beneficios para la salud, esta práctica garantiza un equilibrio espiritual, en particular gracias a la plenitud que emana de la relajación y el reenfoque del espíritu. Además, el rápido aumento de la flexibilidad de todo el cuerpo es una actuación que también tiene consecuencias positivas sobre la autoestima. Por último, en general, los beneficios que se sienten en el día a día aportan un bienestar real, que mejora enormemente la calidad de vida día tras día.

5/5 - (1 voto)